FacebookTwitter

 

Editorial

Curiosidad, investigación y conocimiento

Lucrecia M Burgos

Revista del Consejo Argentino de Residentes de Cardiología 2018;(147):0277-0278 


Este artículo no contiene resumen

Este artículo no contiene abstract




Los autores declaran no poseer conflictos de intereses.

Fuente de información Consejo Argentino de Residentes de Cardiología. Para solicitudes de reimpresión a Revista del CONAREC hacer click aquí.

Recibido | Aceptado | Publicado 2018-12-31

"Nuestra sociedad, en la que reina un urgente deseo de riquezas y lujos, no entiende el valor de la ciencia. No se da cuenta de que la ciencia es una de las partes más preciosas de su patrimonio moral. Ni ha asumido de modo suficiente el hecho de que la ciencia está en la base de todo el progreso que aligera la carga de la vida y disminuye su sufrimiento”

Maria Salomea Skłodowska-Curie

Marie Curie fue, si no la primera, la científica más importante de su tiempo. Adelantándose a la época, supo vencer los obstáculos impuestos a las mujeres con ambiciones intelectuales. La búsqueda de la verdad fue la meta primera y última de su existencia y soportó con estoicismo las condiciones más denigrantes y laboriosas que le impuso su trabajo de investigación, sobreponiéndose a obstáculos que a muchos les hubieran resultado insuperables. Fruto de su esfuerzo, fue la primera mujer en recibir un Premio Nobel y luego la primera persona en recibir este premio por segunda vez1,2.

Cuando nos involucramos en la investigación, ya sea para cumplir con el requisito, porque Ia sede tiene una suficiente tradición al respecto, o por puro deseo personal, aprendemos no solo metodología de la investigación sino formas de enfrentar el conocimiento, capacidad de reflexión, actitud de cuestionamiento continuo y otras competencias que ayudan a ser mejores clínicos3.

Existe una preocupación constante a nivel mundial por la disminución de los denominados médicos investigadores4. Zemlo et al.5 y Rosenberg6 demostraron que la cantidad de médicos investigadores se ha visto reducida de forma importante en los últimos años, con disminución aún más significativa en el interés de los estudiantes por continuar realizando investigación en su vida profesional.

Todo lo anterior nos lleva a preguntarnos: ¿Debe un residente ser un consumidor de información? ¿O puede ser creador de esa información médica?4

La residencia es un momento crucial para la exploración de intereses personales y profesionales, así como para el autodescubrimiento. Las razones más frecuentes para que los residentes busquen iniciarse en la investigación incluyen curiosidad intelectual, exploración de posibles opciones de carrera dentro de la academia o una subespecialidad y cumplimiento de un requisito del programa7.

Estudios previos realizados en residencias de medicina interna demostraron que los residentes aprecian la capacitación en investigación durante la misma8,9; sin embargo, en la actualidad la formación voluntaria en investigación es baja. Reconociendo como barreras al acceso: la falta de tiempo, de apoyo docente, de una red de investigación organizada, de conocimientos y habilidades, de incentivos y recompensas, de fondos de investigación y de un interés personal10.

Una experiencia en investigación puede contribuir a desarrollar hábitos duraderos de pensamiento crítico11. En un ensayo histórico, C. Wright Mills comentó que nunca hubo un momento en que no pensara, reflexionara, analizara y escribiera; siempre estaba trabajando en una idea. Esta es la mentalidad que puede acumular la investigación, y es seguramente la que se quiere en la medicina clínica, donde es vital la evaluación crítica de la nueva evidencia. Además de estimular el interés continuo en el aprendizaje, esta mentalidad intelectualmente curiosa contribuye a un sentimiento de satisfacción personal y entusiasmo por participar en el descubrimiento y el aprendizaje como parte de un equipo.

Lo primero que debe tener alguien que quiere investigar es la curiosidad científica para hacerlo. Posteriormente podríamos decir que es como aprender a andar en bicicleta. Algunos pueden hacerlo solos, otros requieren ayuda para subirse, y los más afortunados reciben una adecuada formación y un pequeño empujón antes de soltarse solos y continuar investigando12.

Para finalizar, quisiera agradecer a todos los que transcurrieron por estos 5 números de 2018, desde su lectura hasta la redacción, y especialmente a todo el Comité Editorial por su continuo y gran esfuerzo e invaluable dedicación. En nombre de todo el equipo que compone la revista, esperamos que hayan disfrutado estos cinco números tal como lo hicimos nosotros.

También aguardo con ilusión que comiencen sus primeros pequeños –pero firmes– pasos en investigación. Cerrando con otra frase de Marie Curie: “Me enseñaron que el camino del progreso no era rápido ni fácil”.

Dra. Lucrecia M. Burgos

Directora revista CONAREC 2018

  1. García PD, García BC. Marie Curie, una gran científica, una gran mujer. Rev Chil Radiol 2006;12(3):139-45.

  2. Binda MC. Marie Curie, una mujer pionera en su tiempo: Primera parte. Rev Argent Radiol 2009;73(3):265-70.

  3. Lifshitz A. La modernización de la enseñanza clínica en las escuelas de medicina. México: Facultad de Medicina; 2012.

  4. Ávila MJ, Rodríguez-Restrepo A. The importance of research in undergraduate medical education. Medwave 2014;14(10):e6032.

  5. Zemlo TR, Garrison HH, Partridge NC, Ley TJ. The physician-scientist: career issues and challenges at the year 2000. FASEB J 2000;14(2):221-30.

  6. Rosenberg LE. MD/PhD programs – a call for an accounting. JAMA 2008;300(10):1208-9.

  7. Hamann KL, Fancher TL, Saint S, Henderson MC. Clinical research during internal medicine residency: a practical guide. Am J Med 2006;119(3):277-83.

  8. Kantor SM, Griner PF. Educational needs in general internal medicine as perceived by prior residents. J Med Educ 1981;56(9):748-56.

  9. Kern DC, Parrino TA, Korst DR. The lasting value of clinical skills. JAMA 1985;254(1):70-6.

  10. Gill S, Levin A, Djurdjev O, Yoshida EM. Obstacles to residents’ conducting research and predictors of publication. Acad Med 2001;76(5):477.

  11. Bennett C. Why all medical students need to experience research? Aust Med Student J. 2016.

  12. Méndez García T. Investigación y residentes: bicicletas, muros y otros obstáculos. Rev Clin Med Fam 2017;10(2):69-69.

Autores

Lucrecia M Burgos
Directora revista CONAREC 2018.

Autor correspondencia

Lucrecia M Burgos
Directora revista CONAREC 2018.

Correo electrónico: conarecrevista@gmail.com

Para descargar el PDF del artículo
Curiosidad, investigación y conocimiento

Haga click aquí


Para descargar el PDF de la revista completa
Revista del CONAREC, Volumen Año 2018 Num 147

Haga click aquí

 

Esta revista es una publicación de

Consejo Argentino de Residentes de Cardiología

Ir al sitio de la Sociedad

Este articulo pertenece a la revista

Revista del CONAREC

Ir al sitio de la revista

Titulo
Curiosidad, investigación y conocimiento

Autores
Lucrecia M Burgos

Publicación
Revista del CONAREC

Editor
Consejo Argentino de Residentes de Cardiología

Fecha de publicación
2018-12-31

Registro de propiedad intelectual
© Consejo Argentino de Residentes de Cardiología

Reciba la revista gratis en su correo


Suscribase gratis a nuestra revista y recibala en su correo antes de su publicacion impresa.


Asociaciones que publican con nosotros:

Meducatium repositorio de informacion cientifica
Piedras 1333 2° C (C1240ABC) Ciudad Autónoma de Buenos Aires | Argentina | Argentina | tel./fax (5411) 4362-1600 | e-mail info@meducatium.com.ar | www.meducatium.com.ar

© Publicaciones Latinoamericanas S.R.L.

La plataforma Meducatium es un proyecto editorial de Publicaciones Latinoamericanas S.R.L.
Piedras 1333 2° C (C1240ABC) Ciudad Autónoma de Buenos Aires | Argentina | tel./fax (5411) 4362-1600 | e-mail info@publat.com.ar | www.publat.com.ar

Meducatium versión repositorio 1.0.1.0.9 beta