FacebookTwitter

 

Editorial

¿Por qué publicar? ¿Por qué publicar en RACI?

Rubén Piraino

Revista Argentina de Cardioangiología ;():0009-0010 


Este artículo no contiene resumen

Este artículo no contiene abstract




Los autores declaran no poseer conflictos de intereses.

Fuente de información Colegio Argentino de Cardioangiólogos Intervencionistas. Para solicitudes de reimpresión a Revista Argentina de Cardioangiología intervencionista hacer click aquí.

Recibido | Aceptado | Publicado 2018-03-31

Publicar los resultados de las investigaciones médicas es una parte fundamental del desarrollo científico. Pero además de ello, los profesionales que realizan sus trabajos científicos tienen como una de sus mayores aspiraciones ver publicados sus investigaciones en revistas científicas con difusión internacional.

Hoy en día, esto solo pueden lograrlo de manera efectiva si la revista en la que han publicado el trabajo está incluida en bases de datos “internacionales”, es decir, con una cobertura geográfica que abarque todo el mundo. Estas bases de datos funcionan como auténticos filtros, pues exigen de entrada que las revistas que forman parte de su cobertura cumplan una serie de requisitos formales y de calidad.

Es por ello que nuestra revista, la Revista Argentina de Cardioangiología Intervencionista (RACI), se encuentra abocada a esta tarea, efectuada en forma incansable por nuestro Editor en Jefe, el Doctor Alfredo Rodríguez, que desde su prosa nos dice: “Entre todos pudimos lograr que la RACI se encuentre indexada en dos importantes buscadores como Latindex y Google Scholar, este último recientemente. Es sabido que el fin último de toda revista de cardiología relacionada con una comunidad científica, además de ser el vocero natural de aquella, es la indexación en el más prestigioso buscador médico cual es PubMed, hecho que debe ser nuestro propósito final y más ambicioso”.

RACI ya se ha alejado del punto de partida, porque como dice su Director, ya se encuentra indexada en dos importantes buscadores, aunque todavía falta un trecho por recorrer.

Para lograr la inclusión en bases de datos internacionales las revistas deben cumplir, como punto de partida, dos condiciones mínimas: el acatamiento de una serie de estándares (conocidos como “estándares de calidad formal” o de “normalización”) y el valor de sus contenidos. Además, para su aceptación, deberán confluir otras circunstancias a veces ajenas a la normalización y a calidad, como la de que los responsables de las bases de datos perciban la oportunidad de incluir la revista para llenar una laguna temática existente, el idioma de la revista y la representación geográfica, entre otras.

La complejidad en la elaboración de una revista científica, radica entre otras cosas, por las normas que se debe cumplir para que su difusión sea universal. Esta tarea es llevada adelante por la Revista de nuestro Colegio, para que la información publicada pueda ser leída en todo el mundo. Las normas y recomendaciones que deben cumplir las revistas han sido elaboradas y difundidas por organismos y asociaciones, como la International Standard Organization1 a través de las normas ISO 8-1997 e ISO 215-1986 relativas, respectivamente, a la “presentación de las publicaciones periódicas” y a la “presentación de artículos en las publicaciones periódicas”.

En el campo biomédico suelen primar se las recomendaciones del Comité Internacional de Editores de Revistas Médicas expresadas en las “Recommendations for the Conduct, Reporting, Editing, and Publication of Scholarly Work in Medical Journals2.

Como comentamos previamente, la Revista del Colegio ya se encuentra incluida en Latindex, una de las principales bases de datos bibliográficas que aplica rigurosos criterios para seleccionar las revistas que forman parte de su cobertura. Esta base de datos Latindex (Sistema regional de información bibliográfica en línea para revistas científicas de Latinoamérica, Caribe, España y Portugal), tiene como finalidad primordial mejorar la calidad de las revistas producidas en estos países, difundirlas y hacerlas más accesibles3.

Las revistas electrónicas y las ediciones digitales de las revistas impresas también están sujetas a parámetros de normalización y de calidad similares a los de las versiones en papel, a los que se añaden otros dirigidos al entorno web. Entre ellos se encuentran criterios relacionados con el uso, que se define como la percepción de cuán consistente, organizada, eficiente, fácil de usar e intuitiva es la revista, así como la ergonomía, que se refiere a la capacidad de hacer agradable la lectura y la consulta de un texto4.

La calidad del contenido es la otra condición indispensable para lograr la inclusión en las bases de datos internacionales. Es una cualidad que debe garantizar el comité editorial de la revista, seleccionando los artículos de mayor calidad y mejorándolos a través de las revisiones por pares5. El valor del trabajo editorial exige unos requisitos mínimos fundamentados en la uniformidad (estilo de la revista para las diferentes partes y tipos de manuscritos), información de la revista (objetivo de la misma), resúmenes descriptivos, información bibliográfica completa en las referencias citadas, información para autores, aplicación de proceso de revisión por pares, adherencia a guías de ética en la investigación, cumplimiento de la periodicidad, puntualidad (fecha de impresión), fechas de recepción y aceptación de los documentos, relación de los miembros del consejo y comité editorial, y ausencia de endogamia, es decir, que sus integrantes provengan de instituciones diversas6. Por otra parte, el comité editorial debe velar para que en la revista predominen los artículos originales o de revisión frente a las traducciones, la publicación de temas emergentes y de actualidad, y que los trabajos publicados contribuyan efectivamente al campo al que se dirigen. Otros requisitos tienen que ver con el prestigio de la entidad editora (debe garantizarse su neutralidad e independencia respecto a intereses comerciales extracientíficos), la calidad del diseño de la revista (impresión, gráficos e ilustraciones) y el idioma.

Las principales bases de datos internacionales específicas de revistas biomédicas a las que toda revista debe aspirar a estar indexada son MEDLINE y Embase. Entre las multidisciplinares destacan Science Citation Index Expanded (SCIE) y Scopus.

MEDLINE, con 22 millones de registros es, sin duda, el estándar de oro de la indexación, la base de datos en la que todas las revistas biomédicas aspiran a verse representadas. El acceso gratuito a MEDLINE a través de la plataforma PubMed ha contribuido a potenciar su difusión y sus cualidades. Las búsquedas clínicas en MEDLINE están consideradas como el recurso público de mayor utilidad para la búsqueda de la literatura médica mundial más relevante para los cuidados de salud7. El Literature Selection Technical Review Committee se encarga de la elección de las revistas y está compuesto por miembros seleccionados de la comunidad científica que son elegidos en base a sus logros científicos y reconocimientos. La decisión del comité se basa en varios criterios que incluyen: ámbito de aplicación y cobertura temática, calidad del contenido, calidad del trabajo editorial, ausencia de influencia comercial, calidad de la producción, difusión, tipos de contenidos y cobertura geográfica8. El comité se reúne tres veces al año para revisar las solicitudes. Por lo general, en cada reunión evalúa aproximadamente 150 revistas y aproximadamente el 25% de ellas se aceptan para la indexación en MEDLINE. En caso de que la solicitud sea denegada, la revista puede apelar la decisión, o puede volver a solicitar la inclusión a los dos años9 La base de datos Embase (propiedad de Elsevier) contiene más de 7.600 revista activas autorizadas, incluyendo todo MEDLINE, así como 2.000 revistas biomédicas no cubiertas actualmente en MEDLINE y tiene una mayor cobertura de literatura relacionada con los medicamentos. Tanto Embase como la mayor parte de las bases de datos internacionales se rigen por criterios similares a los comentados.

El tránsito por el camino que debe recorrer una revista científica, tarea a la que se encuentra abocada la revista RACI para lograr ser una de las de mayor jerarquía en el mundo en su especialidad, es una responsabilidad mayor para que tanto la revista RACI, nuestro Colegio CACI y las personas que allí publican sean reconocidas por su prestigio en forma internacional.

 

Dr. Rubén Piraino
Editor Asociado de RACI

  1. International Standard Organization. [citado 20 Nov 2012]. Disponible en: http://www.iso.org/iso/home.html.

  2. International Committee of Medical Journal Editors. Uniform requirements for manuscripts submitted to biomedical Journals: writing and editing for biomedical publication [citado 20 Nov 2012] Disponible en: http://www.icmje.org/.

  3. Latindex. Sistema regional de información en línea para revistas científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal. [citado 20 Nov 2012]. Disponible en: http://www.latindex.unam.mx.

  4. Castelló-Cogollos L, Navarro-Molina C, Bolaños-Pizarro M, González-Alcaide G, Alonso Arroyo A, Valderrama-Zurián JC. Evaluación formal de las revistas electrónicas. Pap Med. 17 (2008), pp. 9-17.

  5. Aleixandre-Benavent R, Valderrama-Zurián JC. La importancia de las bases de datos nacionales para nuestra revista. Rev Patol Resp, 9 (2006), pp. 116-7.

  6. Llisterri Caro JL. SEMERGEN-Medicina de Familia indexed in Medline: great news for our society. Semergen. 38 (2012), pp. 419-20. http://dx.doi.org/10.1016/j.semerg.2012.09.001.

  7. Wilczynski NL, McKibbon KA, Walter SD, Garg AX, Haynes RB. MEDLINE clinical queries are robust when searching in recent publishing years. J Am Med Inform Assoc. (2012), http://dx.doi.org/10.1197/jamia.M1683.

  8. Castillo M. Is your journal indexed in MEDLINE? AJNR Am J Neuroradiol. 32 (2011), pp. 1-2. http://dx.doi.org/10.3174/ajnr.A2119.

  9. National Library of Medicine. Journal selection for Medline [citado 20 Nov 2012]. Disponible en: http://www.nlm.nih.gov/pubs/factsheets/jsel.htm

Autores

Rubén Piraino
Editor Asociado de RACI.

Autor correspondencia

Rubén Piraino
Editor Asociado de RACI.

Correo electrónico: revista@caci.org.ar

Para descargar el PDF del artículo
¿Por qué publicar? ¿Por qué publicar en RACI?

Haga click aquí


Para descargar el PDF de la revista completa
Revista Argentina de Cardioangiología intervencionista, Volumen Año

Haga click aquí

 

Esta revista es una publicación de

Colegio Argentino de Cardioangiólogos Intervencionistas

Ir al sitio de la Sociedad

Este articulo pertenece a la revista

Revista Argentina de Cardioangiología intervencionista

Ir al sitio de la revista

Titulo
¿Por qué publicar? ¿Por qué publicar en RACI?

Autores
Rubén Piraino

Publicación
Revista Argentina de Cardioangiología intervencionista

Editor
Colegio Argentino de Cardioangiólogos Intervencionistas

Fecha de publicación
2018-03-31

Registro de propiedad intelectual
© Colegio Argentino de Cardioangiólogos Intervencionistas

Reciba la revista gratis en su correo


Suscribase gratis a nuestra revista y recibala en su correo antes de su publicacion impresa.


Asociaciones que publican con nosotros:

Meducatium repositorio de informacion cientifica
Piedras 1333 2° C (C1240ABC) Ciudad Autónoma de Buenos Aires | Argentina | Argentina | tel./fax (5411) 4362-1600 | e-mail info@meducatium.com.ar | www.meducatium.com.ar

© Publicaciones Latinoamericanas S.R.L.

La plataforma Meducatium es un proyecto editorial de Publicaciones Latinoamericanas S.R.L.
Piedras 1333 2° C (C1240ABC) Ciudad Autónoma de Buenos Aires | Argentina | tel./fax (5411) 4362-1600 | e-mail info@publat.com.ar | www.publat.com.ar

Meducatium versión repositorio 1.0.1.0.9 beta