FacebookTwitter

 

Artículo Especial

Aborto

F Lombi, V Pintos, M Frugoni, M Pérez, Z Silva, A Feder, P Claros, B Finn

Revista Fronteras en Medicina 2012;(02):0072-0073 


Este artículo no contiene resumen

Este artículo no contiene abstract




Los autores declaran no poseer conflictos de intereses.

Fuente de información Hospital Británico de Buenos Aires. Para solicitudes de reimpresión a Revista Fronteras en Medicina hacer click aquí.

Recibido | Aceptado | Publicado 2012-11-30

El reciente fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación ha disparado nuevamente la polémica, de hecho ya existente, sobre los problemas éticos relacionados con el inicio de la vida, puntualmente sobre el tema del aborto.1

En este último tiempo se han puesto de manifiesto opiniones muy polarizadas con respecto a este tema, con serias dificultades para llegar a acuerdos sociales.

El debate y enfrentamiento se centra entre posiciones desgraciadamente muy contrapuestas acerca de la consideración moral del aborto y las fórmulas para su regulación.

La comunidad médica en general no puede ser neutral ante el debate que se genera en torno de este tema, puesto que la orientación y el consejo sobre interrupción de embarazo, la educación sexual, la anticoncepción y el asesoramiento son parte de nuestras competencias.

El problema moral y ético del aborto se plantea por el conflicto que ocasiona éste entre dos valores: la autonomía procreativa de la mujer y la inviolabilidad de la vida humana. Teniendo en cuenta este conflicto, el Comité de Bioética del Hospital Británico de Buenos Aires centró la discusión desde esas dos perspectivas.

Con respecto al tema de la inviolabilidad de la vida humana se destacan tres posiciones predominantes:

• Doctrinal. Sustentada en la fe (avalada por la doctrina judea/cristiana), destaca la santidad de la vida, su dignidad (valiosa en sí misma y por su imagen y semejanza con el Creador), y el rol superior de Dios con respecto a que el hombre no puede destruir lo que Dios ha creado.

• Filosófica. La vida humana debe ser respetada ante todo, partiendo desde la base de que el yo es el que dota al hombre de conciencia y que el ser humano es el único animal con inteligencia, voluntad y conciencia de la propia existencia. Por otro lado, plantea el efecto negativo de que quitar “el potencial del ser” atenta contra la evolución de la especie. El punto de discusión es en qué momento un individuo adquiere la capacidad de “ser”. Desde lo biológico, el hombre es “ser” desde el inicio (y hasta el fin de su existencia) y el no poder ejercer sus capacidades no supone el no tenerlas.

• Judicial. Destaca la imposibilidad del “ser” de poder defenderse, optar, más allá de la necesidad de este de ser representado por terceros, teniendo en cuenta que el embrión no forma parte del tejido de la madre estrictamente, sino que es desde el inicio un ser genéticamente diferente unido a su madre circunstancialmente.

En lo que se refiere a la autonomía procreativa de la mujer, también se destacan 3 puntos de vista:

• El momento en que se inicia la vida, es decir cuando dejamos de ser un conjunto de células para adquirir la capacidad de ser, interactuar, entendiéndose como la capacidad de poder comunicarse, adquirir movimientos y responder a estímulos dolorosos.

• Teoría de la vida desde la concepción. No se le puede atribuir derechos y obligaciones al embrión dado que el mismo no ejerce sus derechos y obligaciones en la comunidad. No sería equitativo ponerlo en igualdad de condiciones con respecto a la vida de la madre, ser que participa activamente de la sociedad y que ejerce sus derechos y cumple con sus obligaciones.

• Principio de entidad relacional. Dado que el feto hasta el quinto mes depende de la madre y no se puede hablar de ser independiente, se iguala el feto a un órgano materno. Esto anularía el principio de potencialidad referido anteriormente, y aún considerando la potencialidad uno no puede tomar decisiones hoy por un mañana incierto.

Se estima que en la Argentina se practican anualmente entre 390.000 a 450.000 abortos, si bien no existen estadísticas confiables. Se hace hincapié en que todos ellos son clandestinos, sólo que algunos se realizan en condiciones de riesgo, generalmente en personas en situación de pobreza. Después de los partos normales, las complicaciones por aborto son la segunda causa de internación en nuestro país. Según un estudio hecho en el período 1999-2005, en Neuquén se registraron 122 abortos sépticos (infectados en forma grave), 6 mujeres resultaron muertas y a 16 se les hizo una histerectomía. Apuntó a que el promedio de edad de quiénes llegan en este estado es de 27 a 29 años, que tienen hijos o hijas y que en su gran mayoría ya han abortado.

Más allá del debate basado en las cuestiones éticas y morales, estas estimaciones no hacen otra cosa que reafirmar el impacto que tiene este tema en términos de salud pública.

Es imprescindible, entonces, mejorar los mecanismos que brindan consejos de planificación familiar, información sobre derechos de la mujer y medidas de prevención.

Recientemente la Corte Suprema de Justicia de la Nación falló en forma unánime a favor de una joven que solicitó a la Corte interrumpir su embarazo porquwe era consecuencia de una violación consumada por su padrastro.

En los fundamentos del caso la Corte opinó:

• Las mujeres que interrumpan el embarazo y los médicos que lo practiquen no deberían sufrir sanciones, de acuerdo con el criterio del máximo tribunal.

• El fallo contiene lineamientos que alejan los abortos legalmente autorizados del pensamiento de jueces y médicos que suelen actuar de acuerdo con sus convicciones morales o religiosas.

• El fallo revocó la sentencia de Cámara (instancia previa que trata el tema antes de elevar la causa a la Corte Suprema) que en principio había denegado el pedido de autorización. Si bien la Corte autorizó el pedido, la Cámara no lo hizo, fundamentando el rechazo en que este aborto en caso de llevarse adelante era un delito.

Entonces a priori parecería que el fallo no solo ha reavivado un viejo debate sobre el alcance y el sentido preciso del Artículo 86 del Código Penal Argentino,2 sino que marcaría una postura de un grupo de personas que componen la actual Corte y parecería distar de lo que otros Tribunales pudieren opinar al respecto.

¿Es que acaso este reciente fallo garantiza a la comunidad médica a efectuar estos procedimientos sin riesgo legal alguno?

Bajo ningún punto de vista. Si bien este fallo histórico de la Corte Suprema sienta un importantísimo antecedente, su aplicación dependerá de los tribunales inferiores en el sentido de si optan o no por seguir este principio “rector”, que podría variar en otros casos o bien ser distinto en caso que la composición de la Corte cambie.

Hasta tanto el Congreso no sancione una ley que modifique el Artículo 86 del Código Penal Argentino, los lineamientos dictados por la Corte no autorizan en sí a llevar adelante estas prácticas.

Sólo cuando la Ley se modifique, luego que se dé una discusión contemplando el campo teórico y práctico, se arribará a una solución equilibrada.

Mayo 2012

  1. “F., A. L. s/medida autosatisfactiva”. Fallo publicado el 13 de marzo de 2012.

  2. El cual despenaliza el aborto cuando corre peligro la vida o la salud de la mujer o se trata de una mujer deficiente mental violada.

Autores

F Lombi
Comité de Bioética del Hospital Británico de Buenos Aires.
V Pintos
Comité de Bioética del Hospital Británico de Buenos Aires.
M Frugoni
Comité de Bioética del Hospital Británico de Buenos Aires.
M Pérez
Comité de Bioética del Hospital Británico de Buenos Aires.
Z Silva
Comité de Bioética del Hospital Británico de Buenos Aires.
A Feder
Comité de Bioética del Hospital Británico de Buenos Aires.
P Claros
Comité de Bioética del Hospital Británico de Buenos Aires.
B Finn
Comité de Bioética del Hospital Británico de Buenos Aires. CABA, Argentina.

Autor correspondencia

F Lombi
Comité de Bioética del Hospital Británico de Buenos Aires.

Correo electrónico: info@publat.com.ar

Para descargar el PDF del artículo
Aborto

Haga click aquí


Para descargar el PDF de la revista completa
Revista Fronteras en Medicina, Volumen Año 2012 Num 02

Haga click aquí

 

Esta revista es una publicación de

Hospital Británico de Buenos Aires

Ir al sitio de la Sociedad

Este articulo pertenece a la revista

Revista Fronteras en Medicina

Ir al sitio de la revista

Titulo
Aborto

Autores
F Lombi, V Pintos, M Frugoni, M Pérez, Z Silva, A Feder, P Claros, B Finn

Publicación
Revista Fronteras en Medicina

Editor
Hospital Británico de Buenos Aires

Fecha de publicación
2012-11-30

Registro de propiedad intelectual
© Hospital Británico de Buenos Aires

Reciba la revista gratis en su correo


Suscribase gratis a nuestra revista y recibala en su correo antes de su publicacion impresa.


Asociaciones que publican con nosotros:

Meducatium repositorio de informacion cientifica
Piedras 1333 2° C (C1240ABC) Ciudad Autónoma de Buenos Aires | Argentina | Argentina | tel./fax +54 11 5217-0292 | e-mail info@meducatium.com.ar | www.meducatium.com.ar

© Publicaciones Latinoamericanas S.R.L.

La plataforma Meducatium es un proyecto editorial de Publicaciones Latinoamericanas S.R.L.
Piedras 1333 2° C (C1240ABC) Ciudad Autónoma de Buenos Aires | Argentina | tel./fax (5411) 4362-1600 | e-mail info@publat.com.ar | www.publat.com.ar

Meducatium versión repositorio 1.0.1.0.9 beta